Sutil ascenso de Skynet

Sutil Ascenso de Skynet

Una idea inquietante…. Facebook…. no siempre tiene razón.

Lo sé, lo sé, blasfemo. Pero… ¿y, si es verdad?, puede ser que simplemente sea un portal y no la voz que te ordena desearle feliz cumpleaños a alguien, que te obliga a jugar algún juego totalmente estúpido como Candy Crush o peor aún… darle “Me gusta” o “like” a una foto de algún niño medio muerto en alguna parte del mundo…. para salvarlo por supuesto.

Por mi parte, sobre todo últimamente con la gran explosión de las IoT y los algoritmos Machine Learning, he estado rondando la idea de la pérdida de individualidad y skill que, como seres humanos, tenemos. Hasta hace unos pocos años, fechas de cumpleaños, números de teléfono importantes, direcciones, placa de carro, numero de documento de identidad y hasta la fecha, eran cosas que simplemente almacenabas en tu cerebro…. ahora, si acaso recuerdas cómo te llamas y por supuesto, la clave o password del celular.

FB_IMG_1450525054581Ok, yo al igual que muchos, festejo que hayamos pasado de galpones donde se almacenaba una simple computadora hasta tener todo un poder de procesamiento en solo la palma de la mano. Pero… de allí a derogar todo a dicha computadora lo veo simplemente como un paso intermedio en la sutil ascensión de Skynet o una pérdida gradual pero indetenible de nuestra capacidad mental.

Y es que ya no ves a nadie “pensando”, cada vez desde más niños se exige el celular, cada vez en más sitios vemos a la gente conectada y no disfrutando…. Estamos obligatoriamente necesitados de tener a una máquina para recordar cosas simples que deberíamos poder ser capaces de recordar por nuestros propios medios.

¿Sera esta la sutil estrategia de una mente maestra maquiavélica computacional queAdstratthaus pretende dominar y esclavizar a la raza humana? Cada segundo vemos una nueva innovación hacia las IoT que impulsan a ser mas rápidas, más llamativas, más fácil, mas intuitivas, pero… ¿a qué precio?. Más y más y más servicios y datos almacenados en algún dispositivo conectado en la Nube y centralizado por algún asistente de voz, o cuanta inteligencia vayan detrás para “No tener que pensar ni preocuparnos en recordar…”.

Para ver que tan dañado estaba el tema entre mis conocidos del asunto de la memoria y de la subyugación de la voluntad ante Facebook me dispuse a realizar un simple y muy sencillo experimento. Cambiar mi fecha de cumpleaños a una totalmente absurda para todo aquel que me conociera, los tres elementos, día, mes y año. Para no incurrir en la posibilidad de una confusión por tener algún dato real. La fecha tenía que ser por supuesto total y categóricamente obvia como engaño, así que, gustándome la idea de igualarme a una deidad popular y, por ser la fiesta pagana más cool de todas, ah… y además por saber que la religión cristiana es la que más fans tiene y eso debe ser chévere, decidí renacer el 25 de diciembre de 1985.

Fecha de cumpleaños

Lo hice algunos meses antes de mi verdadera fecha de cumpleaños para ver que sucedía en la real y esperar pacientemente a que llegara la ficticia. Como era de esperarse el día de mi cumpleaños real, en Noviembre, solo un grupo pequeño y selecto de personas me felicitaron de lo más normal…. Todos ellos pertenecientes a grupos generacionales previos a la desgracia de los “millennials”. Sin embargo, del 100% de conocidos con suficientes años, que hemos compartido en festejos por alguna razón en mi cumpleaños o, que peor aún, han incurrido en algún tipo de obsequio solo el 25% de ellos me felicito en la fecha real.

¿Qué paso con el 75% restante?, quitando el debido grupo de personas que se pierde el contacto anualmente, que son indiferentes o que simplemente no sirven como representantes de la especie humana, diría que quedaba en incertidumbre un 50%.

Pues, llego la fecha, todos abriendo regalos, algunos matando alguna cabra en conmemoración de algún dios de turno o planeando un ataque terrorista en nombre de algún otro, y Facebook activo su reconocimiento y comenzó a ordenar.

“Esclavos… feliciten a Alexi. Es su cumpleaños. Ya!”, ah y jueguen Candy Crush.

De ese 50%, como un 15% le dio conflicto la fecha. Me preguntaron con pena si realmente era mi cumpleaños, sabiendo que no lo era y que simplemente no se acordaban cuando había sido…. Pero algo les dijo que no era la fecha correcta. Este grupo aún tiene salvación ya que su cerebro en algún lugar intento tener una chispa sináptica y dijo… “Wey, aquí hay algo que no cuadra….”. Digamos que están en el limbo entre la esclavitud de la “facilidad computacional” y la capacidad mental de un niño de 3 años de los 80.

Pero… el otro 35% se fue directo… ¡!!!!Feliz Cumpleaños!!!!!!.

Personas que tenía más de 20 años conociendo, personas que habían compartido conmigo en mi fecha real de cumpleaños, planeado por ellos… personas que me habían realizado obsequios con alegría, en fin, personas que en total no debería ser difícil recordar aunque sea que no era la fecha…. Pues no, Facebook dijo… debe ser verdad.

Particularmente me gustaron mucho esta felicitaciones, ya que es la viva representación de lo dicho, en este grupo familia me felicita, y estos son mejores que todos, porque ya me habían felicitado en mi fecha real… pero si Facebook lo dice…..

feliz cumpleanos2

Este otro es más sincero y entiende que si Facebook ordena, hay que obedecer…

feliz cumpleanos1

¿Qué nos deja esto?, para mí un mal sabor de boca. Creo que como sociedad, la misma se está volviendo rápida y descontroladamente muy dependiente de una globalización de la información y más allá de eso, de una vagancia de esfuerzo por desarrollar capacidades de retención. Todas las películas “positivas” futuristas muestras las computadoras y la interconexión como algo bueno, que nos ayuda a desarrollar partes de la comunidad y mejorar en cada aspecto, pero… sinceramente, creo que el futuro tal y como lo están llevando se asemeja más a los Borg o Skynet que a los Supersónicos.

AdstratthausYa no es necesario aprender matemáticas simples (Sumar-restar-multiplicar-dividir) para eso está la calculadora del celular o la línea rápida de google. Ya no es necesario saberse o almacenar algún dato personal, para eso está nuevamente el celular y la facilidad de la encriptación y la doble autenticación en la nube. Ya no es necesario saberse ni siquiera el número de tarjeta de crédito o clave de seguridad, ¿para qué?, para eso está Apple Pay, y de paso, para recordar donde rayos vives le pides la dirección a Siri, Cortana, Xataca o Hound.

Después del experimento y de jocosamente revelar el mismo a los involucrados en las felicitaciones vinieron por supuesto las excusas, las caras pálidas y los reconocimientos de estupefacción ante el hecho….

Mi sugerencia, NO le den un celular a los niños. No lo necesitan en clase y si quieren saber dónde están, pues involúcrense. Traten de mantener vivo el deseo de recordar el teléfono de la novia, la dirección de los padres, la placa del carro, que día es hoy o que fecha de cumpleaños tiene mi pana…..

Por favor, evitemos que Skynet se adueñe del mundo, después será inevitable. No digan que no se los dije….

Adstratthaus

Atte.

Ing. Alexi Stratthaus

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s